Magdiel Jorge Castro el joven “protegido” por el Gobernador de Santa Cruz en Bolivia y la Casa Blanca

Magdiel nació el 12 de octubre de 1994 (tiene 27 años) en la ciudad de Holguín, en el oriente de Cuba. Estudió Microbiología en la Universidad de La Habana e hizo su práctica profesional en el Centro de Inmunología Molecular, destacando además por su activismo LGBTIQ+. En noviembre de 2018 creó su cuenta de Twitter.

Según su cuenta en Linkedin y Twitter, se encuentra en Bolivia y se pueden comunicar con él por WhatsApp.

Magdiel ha dedicado sus energías para convocar y amplificar todo tipo de protestas contra la Revolución cubana. Participó en el dudoso y cuestionado estallido del 11 de julio de 2021, en la fallida Marcha Cívica por el Cambio del 15 de noviembre del mismo año y hoy se esfuerza a diario tratando de imponer tendencias con etiquetas como #SOSCuba, #CubaConUcrania, #CubaPaLaCalle y un largo etcétera.

Todo eso a la distancia y con el Internet como escenario, pues Magdiel desde el primer semestre del año 2020 reside en Santa Cruz de la Sierra y es protegido por el Gobernado de esa localidad el empresario y abogado Luis Fernando Camacho Vaca, llego a esas tierras en el mismo periodo que gobernó la administración de Jeanine Áñez Chávez tras su golpe de Estado al gobierno de Evo Morales.

Según informaciones ofrecidas por el periodista Gustavo Veiga publicado en el periódico argentino Página 12, Magdiel regularizó su situación migratoria en Bolivia y gracias a la Oficina de Migraciones consiguió una residencia temporal por dos años. Y, como no podía ser de otra manera, se vinculó con los comités cívicos y la ONG Ríos de Pie, financiada por Washington.

Pero, en realidad, Magdiel consiguió un empleo en Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, institución que puntualmente le paga para dedicar su tiempo a coordinar con organismos de inteligencia y represivos yanquis para activar a la contrarrevolución externa y al interior de la isla, aún a costa de provocar sufrimientos a la población civil en medio de un bloqueo y una pandemia global.

¿Será correcto que este jovencito se aproveche cada hora de un beneficio migratorio brindado por Bolivia y de un salario que, en última instancia, es pagado por todas y todos los bolivianos, para atacar a un país latinoamericano amistoso como Cuba?

Con información publicada en La época

Anuncio publicitario

Un comentario

  1. El mercenario es un ser humano que se denigra, baja a planos tan bajos que no tienen fin. No existen palabras para caracterizar sus sentimientos y por supuesto de anti valores humanos; son esencia enemigos de la humanidad y el joven Magdiel se ha sumado a la plaga anti social de la humanidad.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s